Los nuevos casos de diabetes entre los estadounidenses se MedlinePlus en español


Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 1 de diciembre de 2015 (HealthDay News) — Unas
estadísticas federales de salud publicadas el martes muestran
que la cantidad de nuevos casos de diabetes se ha reducido por
primera vez en décadas, una señal de que quizá los
estadounidenses están por fin superando la batalla contra la
diabetes, y tal vez contra la obesidad.

El declive no fue repentino ni dramático. Pero la cantidad de
nuevos casos de diabetes pasó de 1.7 millones en 2009 a 1.4
millones en 2014, según los Centros para el Control y la
Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

“Parece bastante claro que las tasas de incidencia de verdad
han comenzado a bajar. Al principio fue algo sorprendente,
porque me había acostumbrado tanto a ver aumentos por todos
lados”, dijo al The New York Times Edward Gregg,
investigador de los CDC.

La proporción de estadounidenses con diabetes sigue siendo el
doble que en los 90. Y no todos los grupos raciales han hecho
avances contra la enfermedad del azúcar en sangre, que con
frecuencia es desencadenada por la obesidad y la falta de
ejercicio.

Otro informe presentado el martes en el Congreso Mundial de la
Diabetes en Vancouver, Canadá, muestra que Estados Unidos sigue
teniendo la tasa más alta de diabetes de 38 países
desarrollados.

Pero el informe de los CDC ofrece algunas indicaciones
esperanzadoras de que quizá por fin los estadounidenses estén
adoptando unos estilos de vida más saludables.

Por ejemplo, se están diagnosticando a menos blancos ahora con
diabetes, por lo general diabetes tipo 2, que es la forma mucho
más común de la enfermedad. Pero los negros e hispanos no han
experimentado declives significativos en los diagnósticos
incluso a pesar de que comienza a surgir una tendencia a la
baja, mostró el informe de los CDC.

Los estadounidenses con un mayor nivel educativo también han
experimentado mejoras en los diagnósticos de la diabetes,
mientras que los que tienen un nivel educativo más bajo solo
han experimentado una nivelación de la cantidad de casos,
encontró el informe.

“Aún no ha llegado el momento de celebrarlo”, declaró al
Times el Dr. David Nathan, director del Centro de
Diabetes y del Centro de Investigación Clínica del Hospital
General de Massachusetts, en Boston. Pero “por fin el hecho de
que un estilo de vida sedentario y un mayor peso corporal son
problemas reales ha llegado a la conciencia de nuestra
población”.

El informe del Congreso Mundial de la Diabetes ofreció una
evaluación más aleccionadora sobre la diabetes en Estados
Unidos.

El informe encontró que el 11 por ciento de los estadounidenses
de 20 a 79 años de edad tienen diabetes. Los 30 millones de
estadounidenses que tienen diabetes equivalen a aproximadamente
dos tercios de los 46 millones de personas que tienen la
enfermedad en los otros 37 países en combinación.

Otros países desarrollados con tasas altas de diabetes incluyen
a Singapur (con un 10.5 por ciento), Malta y Portugal (cada uno
con un 10 por ciento) y Chipre (con un 9.5 por ciento).

Las tasas más bajas son en Lituania, Estonia e Irlanda, cada
uno con alrededor de un 4 por ciento, según el informe.

“La prevalencia de la diabetes tipo 1 y tipo 2 está aumentando
en todo el mundo”, advirtió el Dr. Nam Cho, presidente del
comité del Atlas de la Diabetes de la Federación Internacional
de la Diabetes (International Diabetes Federation, IDF). Cho es
profesor de medicina preventiva de la Facultad de Medicina de
la Universidad de Ajou, en Corea del Sur.

“Aunque todavía se desconoce la causa exacta de la diabetes
tipo 1, tendencias como la urbanización, unas dietas malsanas y
la reducción en la actividad física son factores de estilo de
vida que contribuyen a aumentar el riesgo de diabetes tipo 2”,
comentó Cho en un comunicado de prensa de la IDF.

Se calcula que 415 millones de personas de todo el mundo tienen
diabetes, y alrededor del 47 por ciento siguen sin estar
diagnosticadas.

Aunque Estados Unidos tiene la tasa más alta de diabetes de los
países desarrollados, ocupa el lugar 60 en todo el mundo. China
e India tienen la cantidad total más alta de personas con
diabetes (110 millones y 69 millones, respectivamente), pero no
las tasas más altas (con un 10 y un 9 por ciento), según el
informe del Congreso Mundial de la Diabetes.

Alrededor del 90 por ciento de los estadounidenses con diabetes
tienen diabetes tipo 2, que provoca una acumulación de glucosa
(azúcar) en la sangre. Por lo general se trata con cambios en
estilo de vida, medicamentos e insulina, la hormona que lleva
el azúcar de la sangre a las células del cuerpo para usarla
como energía. Cuando se acumula un exceso de glucosa en la
sangre, puede provocar dos problemas: las células del cuerpo
podrían quedarse sin energía, y con el tiempo la afección puede
dañar los ojos, los riñones, los nervios o el corazón, según la
Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes
Association, ADA).

La diabetes tipo 1 por lo general se diagnostica en niños y
adultos jóvenes, aunque la enfermedad se está diagnosticando
cada vez más a adultos mayores.

En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. Con el
uso de la terapia de insulina y otros tratamientos, incluso los
niños pequeños pueden gestionar la afección y vivir unas vidas
largas y sanas, según la ADA.

Las complicaciones de la diabetes tipo 1 pueden incluir la
insuficiencia renal, la ceguera y las amputaciones de pie.

Artículo por HealthDay, traducido por Hola Doctor

FUENTES: U.S. Centers for Disease Control and Prevention;
International Diabetes Federation, news release, Dec. 1, 2015;
American Diabetes Association; The New York Times



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.