Infórmate sobre el cáncer colorrectal y aprende a evitarlo


iStock_pixologicstudio_000021798058_Small

Como su nombre lo indica, el
cáncer del colon y del recto
es el que se forma en el
intestino y en el recto. Es una enfermedad que puede afectar
tanto a los hombres como a las mujeres y es uno de los cánceres
de mayor incidencia a nivel mundial, que cada año afecta a más
de un millón de personas. Lo positivo que debes tener en cuenta
es que, si este cáncer se detecta a tiempo, es posible
controlarlo, tratarlo y eliminarlo. Lo malo es que sus síntomas
muchas veces no aparecen hasta que el cáncer está muy avanzado.
Por eso es importante que aprendas más sobre el cáncer
colorrectal para que puedas
prevenirlo
o actuar con rapidez.

¿Cómo se desarrolla el cáncer colorrectal?

Los tumores colorrectales suelen comenzar como crecimientos
pequeños en el interior del intestino grueso, denominados
pólipos. Los pólipos que no se quitan pueden volverse
cancerosos, atravesar la pared del colon o del recto y
propagarse hacia otras áreas del cuerpo.

En raras ocasiones puede aparecer cáncer colorrectal sin
pólipos, pero en realidad es algo poco frecuente que, cuando
ocurre, suele aparecer en personas que tienen otras
enfermedades crónicas del intestino, como la
enfermedad de Crohn
.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer del colon y
recto?

Los pólipos precancerosos y el cáncer colorrectal en sus etapas
iniciales, por lo general, no producen síntomas. Cuando el cáncer avanza, puede
producir algunas de las siguientes señales:

  • Cambios en la consistencia de tus heces fecales y en tus
    hábitos de defecar.
  • Diarrea o estreñimiento por varias semanas.
  • Sangre en la materia fecal o heces. A veces la sangre no se
    ve a simple vista. Cuando sí se ve, no siempre significa que es
    cáncer, puede ser un síntoma de otros problemas, pero siempre
    es necesario que consultes a un especialista (gastroenterólogo
    o especialista de colon y recto).
  • Materia fecal o heces estrechas (casi del tamaño de un
    lápiz)
  • Molestias persistentes en el abdomen como cólicos,
    distensión abdominal, gases y/o dolor.
  • Pérdida de peso sin explicación (sin llevar dieta o comer
    menos).
  • Fatiga y/o debilidad.
  •  Vómitos

¿Cuándo tengo más posibilidades de desarrollar cáncer
colorrectal?

Puedes desarrollar un cáncer colorrectal si
tienes algunos de estos factores de riesgo
:

  • Eres mayor de 50 años.
  • Tienes pólipos en el intestino grueso o has
    tenido cáncer del colon o recto, previamente.
  • Sufres de enfermedades inflamatorias del intestino, como la
    enfermedad de Crohn o la enfermedad de colitis ulcerativa (por
    cierto, el denominado
    síndrome del colon irritable
    no es un factor de riesgo
    que se asocie con el cáncer colorrectal).
  • Tienes diabetes (ya que la resistencia a la
    insulina puede aumentar las posibilidades de desarrollar el
    cáncer colorrectal).
  • Llevas una dieta alta en grasa y baja en fibra.
  • Llevas una vida sedentaria.
  • Eres fumador o abusas del alcohol.
  • Tienes sobrepeso o eres obeso (en
    especial si la grasa está acumulada en la cintura).
  • Tienes antecedentes familiares de cáncer colorrectal,
    pólipos benignos o enfermedades inflamatorias en los
    intestinos.

¿Cómo puedo prevenir el cáncer del colon y
recto?

La mejor manera de prevenir el cáncer colorrectal es cambiando
aquellos hábitos de tu vida que puedan ponerte en riesgo. Por
ejemplo: incorpora más frutas, verduras y granos enteros o
integrales (que aportan fibra) en tu dieta diaria, haz
ejercicio regularmente (al menos media hora por día, mínimo
cinco días por semana), no fumes, no tomes alcohol o hazlo con
moderación (no más de una copa por día si eres mujer, y no más
de dos si eres hombre) y mantén un peso saludable de acuerdo a
tu estatura, tu sexo y tu edad.

Además, recuerda que debes hacerte las pruebas de detección del
cáncer colorrectal regularmente. La Sociedad Americana del
Cáncer recomienda a todos los adultos que se hagan una prueba
de detección del cáncer del colon a los 50 años. Las personas
que tengan síntomas u otros factores de riesgo deben comenzar
con las evaluaciones antes.

¿Cuáles son los métodos de detección del cáncer
colorrectal?

La denominada colonoscopía es el único método capaz de
identificar lesiones y pólipos y removerlos al mismo tiempo. Se
recomienda hacer una colonoscopía de rutina cada 10 años, a
partir de los 50.

Otras pruebas que podría pedirte tu médico son:

  • Examen rectal digital: a los 40 años y anualmente después
    de los 50.
  • Análisis de sangre oculta en la materia fecal: anualmente,
    a partir de los 50 años.
  • Sigmoidoscopía: cada 5 años, a partir de los 50, a menos
    que te hayas hecho una colonoscopía.
  • Colon por enema con bario de doble contraste: no es
    el método de rutina preferido, pero puede utilizarse en lugar
    de la colonoscopía o como complemento de la sigmoidoscopía,
    cada 5 años.
  • Colonoscopía virtual: imágenes radiológicas del colon más
    exactas, mediante el uso de la tecnología de la tomografía
    computada.

 ¿Cuál es el tratamiento del cáncer
colorrectal?

La cirugía es el tratamiento más común, y cuando el cáncer se
ha esparcido a otras partes del cuerpo es posible que antes o
después de la cirugía también debas recibir quimioterapia o
radiación.

Con esta información puedes comenzar a cuidarte mejor. Recuerda
que es muy importante que te hagas los exámenes periódicos
tal como te lo indique tu médico, para poder actuar lo antes
posible. Comparte estos datos con tus familiares y amigos y
juntos luchemos contra el cáncer colorrectal.

 

Imagen © iStock / pixologicstudio

Actualización de un artículo originalmente publicado en el
2013.

Permalink:

Infórmate sobre el cáncer colorrectal y aprende a evitarlo



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.