El ABC del control de la diabetes: Diabetes Gestacional


Fine art portrait of young pregnant woman

El control de la diabetes es esencial para evitar las
complicaciones que pueden ser graves. Existen diferentes tipos
de diabetes. Si padeces de esta enfermedad, en esta serie de
artículos encontrarás una descripción breve de los diferentes
tipos de diabetes, y de su tratamiento.
Haz
clic en los enlaces azules dentro de los artículos para ver
información más detallada.
En esta tercera
parte me refiero a la diabetes gestacional.

Hay tres tipos de diabetes: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y
diabetes gestacional. Cualquiera que sea el tipo que tengas,
hay un tratamiento para controlarla y para mantener el azúcar
en tu sangre en un rango cercano a lo normal.

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional se desarrolla en algunas mujeres
durante el embarazo. La elevación del azúcar en la sangre que
ocurre durante la diabetes gestacional puede afectar al
embarazo y al bebé, por eso es importante controlar los niveles
de glucosa en la sangre. Normalmente
la diabetes gestacional
desaparece después del parto, y por
lo tanto las metas del tratamiento se concentran en controlar
los niveles del azúcar en la sangre durante el embarazo para
mantener la salud de la madre y la del bebé. El tratamiento
incluye:

Dieta y ejercicio: Si desarrollas diabetes
gestacional es muy importante que lleves una dieta balanceada,
con una amplia variedad de alimentos nutritivos. Olvídate del
dicho popular de que debes “comer por dos”. No tienes ni debes
duplicar las porciones de los alimentos. Seguramente tu médico
te referirá con
una dietista registrada o una nutricionista
calificada
.  La actividad física es muy importante
para todos y esto incluye a las mujeres embarazadas.
Idealmente, se debe realizar diariamente. Habla con tu médico
para que te asegures que no hay ninguna restricción en cuanto
al ejercicio que puedes hacer.

Monitoreo del bebé:
Si tienes diabetes gestacional
tu médico evaluará tu salud
y la de tu bebé frecuentemente durante todo el embarazo. Tu
médico realizará algunas pruebas especiales periódicamente para
asegurarse de que todo está en orden. Estas pruebas incluyen
utilizar un monitor especial para escuchar los latidos del
corazón del bebé combinado con un ultrasonido para evaluar la
respuesta cuando se mueve, entre otras.

Los niveles en los que debes de mantener tu glucosa en la
sangre durante el embarazo son aún más estrictos. Tu médico te
lo indicará y te dirá si es necesario que tomes medicinas o que
te inyectes insulina. Las mujeres con diabetes gestacional
tienen mayor riesgo de desarrollar
diabetes tipo 2
más adelante en su vida y deben procurar
evitar subir de peso, llevar una alimentación saludable y
mantenerse activas.

En los tres tipos de diabetes es importante
medirse la glucosa en la sangre
en casa para saber cómo
están sus niveles. Es la única forma en que se puede saber. Tu
médico te dirá la frecuencia con que te debes medir el nivel
del azúcar en tu sangre en tu caso particular.

Los tres tipos de diabetes pueden controlarse, siempre que
sigas al pie de la letra las indicaciones de tu médico. Es
importante que lleves tu dieta correctamente (y recuerda que no
tiene que ser desabrida), y que procures hacer el ejercicio
necesario para lograr y conservar un peso sano. No dejes de
tomar los medicamentos ni de usar la insulina (si te lo indica
tu doctor) aunque te sientas bien. La diabetes es una
enfermedad peligrosa si no la controlas. Pero, afortunadamente,
si la mantienes a raya, puedes vivir una vida larga y feliz.

 

Actualización de un artículo originalmente publicado en el
2013.

Imagen © iStock / heckmannoleg

Permalink:
http://www.vidaysalud.com/diario/diabetes/el-abc-del-control-de-la-diabetes-diabetes-gestacional/



Source link

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.