«

»

Dic 29

DHEA (Dehidroepiandrosterona): ¿Tratamiento contra el envejecimiento?


iStock_deepblue4you_000066551623_Small

El DHEA es la abreviatura de una hormona que secretan las
glándulas suprarrenales, su nombre completo es
dehidroepiandrosterona y el cuerpo lo usa para producir la
testosterona y los estrógenos, o sea, las hormonas sexuales.
Lee un poco más y conoce el fantástico juego que juegan las
hormonas en nuestro organismo para mantenernos vivos y sanos,
específicamente el DHEA. Cómo se usa, se aplica, para qué sirve
y cómo lo utilizamos para mantenernos sanos.

Las glándulas suprarrenales se encuentran en la parte superior
de los riñones. Está íntimamente relacionada con lo sexual, por
lo que su nivel más alto es a los 25 años (es cuando hay más
DHEA en nuestro cuerpo) y a medida que vamos envejeciendo, los
niveles empiezan a bajar (también parecen bajar cuando estamos
deprimidos) Para que te des una idea, los adultos de más o
menos 70 años tienen como 80% menos DHEA que la gente joven.

Por este mismo motivo, muchos investigadores han querido

asociar el DHEA con tratamientos contra el envejecimiento

sin tener aún resultados definitivos, en la Clínica Mayo, por
ejemplo, se examinaron suplementos comerciales de DHEA usados
por un grupo de adultos mayores durante dos años y no se
encontró mejoría en su calidad de vida, en su masa muscular, en
sus niveles de insulina, ni en su desempeño físico.

La hormona también se ha usado para aumentar el tono muscular
en los atletas o en la gente que practica deportes pero
actualmente se ha prohibido por la Asociación Atlética Colegial
Nacional (National Collegiate Athletic Association o
NCAA) y los médicos creen se puede asociar a varios problemas
de salud.

Los estudios realizados hasta la fecha son mixtos en relación a
la habilidad del DHEA de ayudar en casos de osteoporosis,
disfunción eréctil y lupus, por ejemplo, en algunas personas,
pero se necesitan más estudios para corroborar su eficacia.

De hecho, hay una planta, el ñame silvestre, que contiene
también DHEA y que suelen promover como una especie de “DHEA
natural” pero al parecer no tiene el mismo efecto en el cuerpo
humano como para que se pueda sintetizar y realmente se puedan
aumentar los niveles de DHEA en la gente.

Así que aparentemente, esta hormona no beneficia ni retrasa el
paso de los años en las personas mayores. No se recomienda que
se use para retrasar el envejecimiento y nunca debes suplantar
una vida saludable, con un peso adecuado, una alimentación sana
y balanceada, practicar algún deporte y en general, cuidar tu
salud.

Entonces, ¿para qué sirve?

Hay varios estudios que han hallado que el DHEA es posiblemente
eficaz para ayudar a combatir
la esquizofrenia
.

Un estudio que se llevó a cabo en 2004 en Suecia, encontró que
un tratamiento con pequeñas dosis de esta hormona ayudaba a las
mujeres con
lupus
a mejorar su salud mental, su bienestar general y su

libido
. Aunque los estudios son prometedores, todavía
necesitamos mas investigación para confirmar que la evidencia
es sólida para su uso en el lupus. Lo mismo es cierto en lo que
se refiere al tratamiento de
la enfermedad de Alzheimer
.


La depresión
se encuentra en el mismo dilema: mientras
algunos estudios sugieren que el DHEA podría ayudar, todavía se
requieren más estudios para confirmarlo. Como en el caso de
otros suplementos, pero especialmente porque se trata de un
precursor a una hormona, no se recomienda que lo tomes sin
recomendación y supervisión médica.

No hay suficiente evidencia que apoye y de hecho la evidencia
es dudosa de que el DHEA ayude en casos de: insuficiencia
suprarrenal, de problemas con el funcionamiento sexual, los
síntomas o trastornos de la menopausia, del VIH/SIDA, del
Síndrome de Fatiga Crónica, de las enfermedades del corazón, de
la osteoporosis, de la infertilidad, de la disfunción eréctil,
la diabetes, la enfermedad de Parkinson o del envejecimiento de
la piel.

Y la evidencia científica actualmente demuestra que
probablemente no funciona en la fibromialgia, ni para mejorar
la fortaleza muscular, ni la memoria. Para todo esto se
necesitan más estudios. Quizá halla algunos estudios
preliminares que sugieran algo, pero para todas estas
condiciones se requieren más estudios que lo confirmen.

¿Es segura?

Aparentemente usar DHEA por periodos cortos es seguro, pero no
se sabe a ciencia cierta qué efectos puede tener por periodos
más prolongados.

Puede causar
hirsutismo en las mujeres
(exceso de vello que puede
aparecer sobre los labios, en la barbilla o en el pecho) y para
saber esto, es necesario medir el sulfato de
dehidroepiandrosterona y así determinar si esta hormona es la
que está causando las características viriles en el cuerpo de
la mujer o si debe a una enfermedad de las glándulas
suprarrenales, de la hipófisis, etc.

El DHEA también puede causar en las mujeres: piel grasosa,
cambios en el tono de voz (más profunda), caída del cabello
(especialmente en la parte superior de la cabeza, aumento de
peso en el área de la cintura, menstruaciones irregulares y
senos pequeños. En los hombres: puede causar calvicie,
disminución en el tamaño de los testículos, agresión, acné. En
ambos: problemas para dormir, dolor de cabeza, picazón en la
piel o náuseas, además puede afectar los niveles de la
insulina, del colesterol bueno y de otras hormonas.

El problema principal, es que falta mucha información sobre los
efectos a largo plazo de tomar DHEA y algunos científicos
sospechan que pueda asociarse con un aumento en el riesgo de
desarrollar cáncer en los ovarios, cáncer en los senos, cáncer
en los testículos o cáncer en la próstata. Por eso, no se
recomienda tomarla sin supervisión médica. Pero recuerda que
aún con supervisión, como no tenemos la información, eso no te
protege.

También puede elevar la presión arterial, así que si estás
tomando algún medicamento para regular la presión arterial,
debes estar alerta. Como puede tener interacciones,  debes
tener precaución si estás tomando antidepresivos, bebes
alcohol,  tomas anticonceptivos en pastillas,
corticosteroides, cortisona o esteroides, anticoagulantes,
morfina e incluso si consumes alimentos con soya. Si tienes
problemas en el hígado los puede empeorar.

Es delicado usarla en mujeres durante
el Síndrome Premenstrual
, en pacientes con problemas de
tiroides, del corazón o con trastornos alimenticios. Como
afecta los niveles hormonales, no se recomienda tomarla durante
el embarazo o la lactancia tanto por la salud de la madre, como
los riesgos que puede implicar para el bebé.

Las dosis varían, pero normalmente no se recomienda tomar más
de 500 miligramos diarios.

En conclusión. Si bien es cierto que los niveles de DHEA
disminuyen con la edad, y que los niveles bajos de DHEA se han
asociado con osteoporosis y algunas otras condiciones
relacionadas al envejecimiento, no se ha demostrado que la
disminución del DHEA cause estas condiciones ni que el dar DHEA
las prevenga ni las mejore. Por otro lado, sabemos que el DHEA
es un precursor hormonal que puede tener muchos efectos
secundarios (incluyendo aumentar el riesgo de varios tipos de
cáncer) y varias interacciones y no conocemos todos los efectos
a largo plazo. Ten mucha precaución antes de tomarlo, habla con
tu médico y nunca lo tomes sin su supervisión.

 

Imagen © iStock / deepblue4you

Permalink:
http://www.vidaysalud.com/diario/medicina-natural/dhea-dehidroepiandrosterona/



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>