La cirugía para perder peso redujo el riesgo de ataque MedlinePlus en español


Imagen de noticias HealthDay

MARTES, 22 de diciembre de 2015 (HealthDay News) — La cirugía
para perder peso puede reducir el riesgo de ataque cardiaco,
diabetes tipo 2 y otros problemas de salud relacionados con la
obesidad, afirma un estudio reciente.

“La cirugía bariátrica es segura y produce beneficios de salud
sin igual que cambian las vidas de los pacientes y ahorran
costos [al Servicio Nacional de Salud Británico]”, señaló la
coautora del estudio, Rachel Batterham, directora del Centro
Bariátrico para la Gestión del Peso y la Cirugía Metabólica del
Hospital del Colegio Universitario de Londres. Batterham
también es profesora del Centro de Investigación sobre la
Obesidad del Colegio Universitario de Londres, en Inglaterra.

“Desafortunadamente, menos del 1 por ciento de los pacientes
que podrían beneficiarse de esta cirugía se someten a ella en
la actualidad. Esto representa una gran oportunidad perdida en
términos de mejorar la salud y de ahorros económicos. Ahora hay
que tomar medidas para remediar esta situación”, planteó en un
comunicado de prensa de la Escuela de Higiene y Medicina
Tropical de Londres. El estudio es fruto de una asociación
entre ambas universidades.

Los hallazgos sugieren que hacer que la cirugía para perder
peso esté más ampliamente disponible podría mejorar la salud de
las personas que son muy obesas, dijeron los investigadores
británicos.

Durante 3.5 años, revisaron los expedientes médicos de más de
3,800 personas muy obesas que se sometieron a una cirugía para
perder peso. Las compararon con un grupo de control de personas
muy obesas que no se operaron.

La cirugía para perder peso condujo a una pérdida de peso
sustancial. El procedimiento también mejoró o redujo el riesgo
de afecciones de salud graves relacionadas con la obesidad,
señalaron los investigadores.

En comparación con el grupo de control, los que se sometieron a
la cirugía para perder peso tenían un 70 por ciento menos de
probabilidades de sufrir un ataque cardiaco, y nueve veces más
probabilidades de experimentar mejoras importantes en la
diabetes tipo 2, halló el estudio. La cirugía para perder peso
también tuvo efectos positivos sobre la presión arterial, la
angina y la apnea del sueño, añadieron los investigadores.

Los investigadores calcularon que si los 1.4 millones de
personas muy obesas de Reino Unido se sometieran a cirugía para
perder peso, habría 80,000 casos menos de hipertensión, 40,000
casos menos de diabetes tipo 2 y 5,000 ataques cardiacos menos
en un periodo de cuatro años.

Además, 110,000 personas con diabetes tipo 2 y 13,000 personas
con hipertensión experimentarían mejoras significativas en sus
afecciones, según el estudio, publicado el 22 de diciembre en
la revista PLOS Medicine.

Ian Douglas, autor principal y epidemiólogo de la Escuela de
Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que “la obesidad
es uno de los mayores problemas de nuestra generación. Las
tasas de enfermedad cardiovascular, aunque están bajando poco a
poco, siguen siendo alarmantemente altas, mientras que la
diabetes tipo 2 está en aumento, afectando a 3.5 millones de
personas en Reino Unido”.

“Por tanto, encontrar formas efectivas de afrontar la crisis de
obesidad es una estrategia clave de salud pública”, enfatizó en
el comunicado de prensa.

Artículo por HealthDay, traducido por Hola Doctor

FUENTE: London School of Hygiene & Tropical Medicine, news
release, Dec. 22, 2015



Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.